Dufaur

DUFAUR: UNA VENTANA A LA BELLEZA RURAL

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

El privilegio de una postal serrana, gente simple y amable que rescata valores y con una original forma de recibir visitantes.

La familia Cleppe es oriunda de la Provincia de La Pampa y se asentaron en Dufaur hace dos generaciones. Anabella Cleppe nació en el año 1973 y tiene una hermana que también vive en el pueblo.


Dufaur es un pequeño pueblo del distrito de Saavedra que cuenta con unos 180 habitantes, a 50 km de Pigüé al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, a 80km al norte de Bahía Blanca y es especial para Anabella: " si lo tengo que definir, tendría que separar lo subjetivo de lo objetivo, para nosotros es el mejor lugar, crecimos acá y somos parte de cada rincón del pueblo, es un lugar muy tranquilo, cuando llega un visitante nos desvivimos para tenderlo bien, esto tenemos para ofrecer, siempre estamos dispuestos a dar lo mejor". Ella no se saltea señalar que tienen un lindo parque y que la postal de las sierras es muy bonita, y añade que desde hace un tiempo, los lugareños pudieron poner en valor lo que poseen como comunidad.


Un antes y un después parece que hay en Dufaur a partir de ver el lugar como una alternativa turística, así lo considera Anabella: " hace algún tiempo atrás, uno pensaba que un pueblito tan chiquito y con tan pocos habitantes y sin nada que ofrecer, entre comillas, no podía venir nadie a visitarlo, con este trabajo que se viene haciendo desde el área de turismo, hemos visto que hay mucho que se puede poner en valor y nuestra postura hacia las personas que nos visitan, es distinta, hace alrededor de cuatro años que un grupo de vecinos nos reunimos periódicamente y nos hemos capacitado, el trabajo asociativo hace que se pueda seguir trabajando".


Como muchos recordarán en el año 2010 el rancho de adobe ubicado en la calle Juan Manuel de Rosas Nº 379 de la localidad de Dufaur fue declarado Patrimonio Histórico Cultural ya que el mencionado rancho alojó a un nativo de origen Mapuche, considerado una leyenda para la tradición oral del Pueblo.


Desde el Concejo Deliberante en su momento, se consideró también la construcción del rancho que es característica de la llanura Pampeana, ya que su material es paja y adobe; y la técnica utilizada es "el chorizo" con estructura de alambre. Estilo usado en las primeras
construcciones de la localidad y que, también en alguna oportunidad este rancho fue una posta de caballos, principal medio de comunicación de la época.
Entonces bajo el lema "Todo Pueblo que sabe de donde viene, sabe hacia donde va", un grupo de vecinos de la localidad de Dufaur se ocupó de preservar el mismo como historia viva de la localidad.
" En el acervo colectivo está la imagen de ese habitante, descendiente de mapuche, pero en realidad ese lugar perteneció a una familia de Dufaur y hace unos años pudimos reunir a esa familia en el lugar, a ellos los enojaba que se recordara el lugar como el rancho del indio Piní y no como el rancho de los Quintero, fue una buena jornada y ellos donaron el terreno y la edificación al municipio"; recordó Cleppe.
Más información sobre el encuentro: http://www.semreflejos.com.ar/distrito-sec/categorias-distrito/dufaur/2112-el-lranchitor-de-dufaur-fue-motivo-de-reencuentro.html


Proyectos

El Grupo de turismo rural "Raíces de Campo"; coordinado por Marina Monje, es el motor de las acciones que se llevan a cabo para resaltar los valores que tiene Dufaur, de él forma parte Anabella Cleppe ya que ella y su familia tienen el suyo,.


Se trata de recuperar "La moderna"; un viejo almacén de ramos generales: " es un trabajo minucioso, silencioso, pero de a poquito va dando sus frutos, nuestro grupo se trata de proyectos que van en camino y otros que están en marcha, en mi caso, yo soy dueña de un viejo almacén de ramos generales que existía en el pueblo, la idea es restaurarlo para que sea la boca de expendio de todos los productos regionales que produce el grupo y un restaurante de campo"; contó Anabella, para agregar que el proyecto llevará un tiempo por la inversión económica que conlleva.

Obra de teatro

Una curiosa forma de recibir al visitante se comenzó a implementar en Dufaur, una obra de teatro. La iniciativa parte desde la idea de integrantes del grupo cambio rural de turismo rural Raíces de campo, de contar la historia del pueblo a los niños en un encuentro de escuelas rurales que se llevó a cabo en el año 2015. En ese momento se señalaron los principales momentos históricos y edificios emblemáticos. Se armo un recorrido caminando de 45 minutos aproximadamente.
" La propuesta gustó y se pensó que sería interesante para el desarrollo turístico del lugar, así que varios habitantes se empezaron a involucrar, porque no se trata de actores, ni de un guión preparado todavía, la verdad nos sorprendió la repercusión que tuvo esta propuesta, es una visita guiada con los vecinos caracterizados que van apareciendo de los distintos lugares y van interactuando, somos unos quince personajes, pero la obra guiada se adapta a los que estén disponibles en ese momento"; manifestó Anabella.


Esta obra se mostrará en fechas específicas o para grupos con reserva anticipada.
Dufaur es uno de los tantos pueblitos cuya población es, en su mayoría, gente adulta y mayor, ya que los jóvenes deben irse por falta de fuentes laborales.
Anabella tiene hijos a los que les va transmitiendo el amor al lugar: " me gustaría que quienes nos visitan puedan disfrutar lo mismo que nosotros, la tranquilidad, y los apostamos a seguir acá, podamos seguir estando"; expresó la entrevistada, para agradecer al periodista Leandro Vesco de la Revista El federal porque a través de una publicación, se pudo dar a conocer lo que Dufaur tiene para ofrecer.


Dufaur es uno de los tantos pueblitos de la Provincia y del país cuyo futuro es incierto, pero que su pasado hoy cobra vida a través de relatos y ese rescate emotivo que supieron encontrar muchos de los habitantes de la localidad.