Mar04242018

Últ. Act.Lun, 23 Abr 2018 9pm

persichini cerramientos
Kamenka
Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | Dios es porteño

Editorial

Dios es porteño

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

(Por Walter Ditrich).- El porteño se queja. «Tarifazo, Macri gato!!!» postea. Le llegó un cargo fijo en la factura de energía de $50,65 (porque es usuario de EDENOR). Otro residente del Conurbano putea porque paga $51,99 porque es usuario de EDESUR. El pigüense también putea y el Presidente de la CELP, tiene que dar turno porque no alcanza a atajar los penales.

Es que nosotros pagamos $180,15 por cargo fijo. La diferencia, la fijó Aranguren. Quien está esperando que la Argentina le inspire confianza para traer el país los 28 millones que tiene en el exterior.


El porteño, y su vecino del conurbano putea. Paga el Kw $1,48. Ya no puede dejar el aire acondicionado prendido todo el día porque le da pereza apagarlo. Cuando pagó más de 500 pesos casi prende fuego la 9 de Julio. Nosotros $2,74 el kw y nos llegan facturas de 3 y 4 mil pesos..


Si tomamos el consumo variable nosotros pagamos casi el 85% más que en la Capital por la energía eléctrica. Comparando el cargo fijo pagamos 3 veces más».
El porteño, que es usuario de EDENOR, putea porque por 250 kw paga $420 de impuestos. En Pigüé pagamos $860. A lo debemos sumarle un 16% mas de impuestos provinciales que ellos no tienen. Mas IVA, mas alumbrado público, más y mas....


Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires.


"El interior de la provincia de Buenos Aires llegó a pagar seis veces más que el GBA y Cap. Fed. Porque el hipersubsidio a los grandes centros urbanos en el 2003, la postcrisis, era una solución lógica en ese momento. Fue pornográfico» nos reconoció ayer el diputado de Cambiemos Fabio Quetglas.


Ahora seguimos pagando tres veces más. Quizás ya no sea tan pornográfico, pero sigue cabiendo una metáfora sexual para ilustrar la diferencia.
Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires.


En Capital la nafta cuesta un par de pesos menos por litro. Aunque hay sistema de transporte público. Mientras que aquí el auto resulta indispensable y más caro. Aquí son mas caros los alimentos, la indumentaria, los servicios y en contrapartida, más altos los impuestos. Porque, productivamente e impositivamente hablando, el interior aporta mucho más de lo que recibe.


Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires.


Nos dicen que gastemos menos y que «cambiemos» las lamparitas, cambiemos la perilla del calefactor para abajo y cambiemos el aire pro el ventilador. Pero hay cosas que nunca cambian: Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires.

En Buenos Aires pagan menos. Pero votan mas.