Jue10172019

Últ. Act.Mié, 16 Oct 2019 9pm

Back Usted está aquí: Tapa | Editorial | La mira en la nuca

Editorial

La mira en la nuca

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

Por Walter Ditrich. (Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.).- Nacieron con la mira en la nuca. Condenados desde el origen. Son portadores.


Portadores de cara. De piel oscura. Portan capucha. Portan arito, piercing y tatuaje. Portan prejuicio.
Son sospechosos de juventud . Obsenamente van por el mundo demasiado libres.

Están por todos lados.
Con esas caras, nos meten miedo. Portan sonrisas rebeldes. Portan miradas. Gritan. Cantan. Rapean. Fuman. Bailan. Hacen ruido. O lío.
Son portadores. Nacieron portando cara, visera y gorra.

No nacieron chorros. Pero vinieron al mundo bajo sospecha. Tienen la mira en la nuca. 

La Ministra palmea al que tira primero y pregunta después. La vecina sigue creyendo que algo habrán hecho. El panelista decide que la Chocobar es un héroe nacional. El pibe con placa por frustración laboral se convierte en el verdugo que dictamina quién vive o quién muere sin sentencia previa.

Los pibitos de San Miguel del Monte vivían con la mira en la nuca. No lo sabían. El gatillo lo apretaron los policías asesinos. Y los que siguen apuntándoles a la cabeza también son responsables. Autores ideológicos con las manos manchadas de sangre.

En la calle, la vida de los pibes, vale menos que la bala que los mata.

Nos siguen apuntando entre los ojos. Sacate la visera y el arito. Quitate la capucha. Aclarate la piel y envejecé de golpe. Tenés más chances de que la mano dura apunte para otro lado la próxima vez.