Jue02232017

Últ. Act.Mié, 22 Feb 2017 7pm

Back Usted está aquí: Tapa | Mujer | Categorías | Salud | UNA REFLEXION SOBRE LA DISCRIMINACION: Somos tan distintos e iguales

Salud

UNA REFLEXION SOBRE LA DISCRIMINACION: Somos tan distintos e iguales

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter
DISRI

Discriminar es juzgar al otro; separar injustamente, ya que todos somos iguales. El color de piel, el idioma, el sexo, la situación social, no hace al ser humano, somos blancos, negros, altos, bajos, gordos, flacos, heterosexuales, homosexuales o como hayamos elegido ser y, todos y cada uno de nosotros tiene el total derecho de ser respetado.


La discriminación es uno de los grandes problemas de la sociedad desde hace largo tiempo. Si bien en otras épocas era algo común y hasta incluso tomado de forma natural, la mentalidad humana ha evolucionado lo suficiente, como para comenzar a creer en la tolerancia y a practicarla.


No somos perfectos y siempre tenemos que aprender, de eso se trata vivir también, pero si creemos que alguien está limitado o es menos que uno por su género, raza u origen, entonces, los limitados somos nosotros.


Para abordar el tema, desde la mirada de la Psicología, "ella" consultó a la Licenciada en Psicología, Marianina Khin.
¿A quién agredo cuando agredo, a quién pego cuando pego, a quién discrimino cuando discrimino?


En la actualidad nos encontramos con problemáticas relacionadas con el lazo social, todo es ya, cambia constantemente, es superficial, me vinculo si me es útil, es fugaz, existe una cultura de la negación del otro, se privilegia la imagen, lo joven y bello…


"Quisiera rescatar principalmente el desamparo discursivo, el valor que ha perdido la palabra, y esto da cuenta de las caídas de los modelos sociales, la declinación de las mediaciones como reguladoras del lazo social, la degradación de la autoridad. Siguiendo a Bauman, vivimos en una sociedad de producción de "residuos humanos", los fuera de lugar, los excluidos, los indeseables, los que están fuera de los parámetros "normales" (construidos por la sociedad). Muchas veces hablamos de lo diferente y considero que la diferencia no es el problema, sino la exclusión"; reflexionó Khin.


Para continuar: "cada grupo humano se construye y se sostiene por la diferencia, algunos pertenecen a esta religión, a esta elección sexual, a esta forma de pensar, y otros quedan por fuera lo que no tienen nada de malo. Pero esto no quiere decir que hablemos de exclusión y/o estigmatización. Frente a lo distinto es como que existen dos opciones o se lo convierte en invisible o se lo tolera (tolerare: sufrir, llevar con paciencia, permitir algo que no se tiene por lícito).


Frente a esta situación aparece la idea de integración, que posee muchas definiciones y en muchos casos son contradictorias. Es necesario respetar al diferente (respectus: tener atención, consideración), es decir, relacionarse con él, partiendo de la idea que al ser distinto tiene algo nuevo y útil para enseñarnos. Se trata de entender la diferencia como riqueza y no como defecto"; opinó.


Por otro lado la profesional se interrogó ¿qué hay en ese otro para excluirlo? ¿Acaso hay algo de mí que intento poner afuera, por qué me desagrada?. Y aquí no puedo dejar de pensar en la frase que dice: "Nosotros somos los otros de los otros" de Juan Manuel Serrat.

 

La Licenciada Khin indicó que el Psicoanálisis nos permite pensar y reconocer lo extraño de la vida: " aquello que digo o hago a otro, implica algo de mi subjetividad, debido a que cada uno de nosotros nos constituimos a partir de otro a través de sus miradas y sus palabras, hasta mi nombre que creo que es lo que más me pertenece me lo puso otra persona. De ahí que lo que se mira y supone en otro, no es más que el propio mensaje venido desde afuera, de manera inversa -dirá Lacan. Lo más extraño (alien) será lo más propio, lo más familiar. El otro me mira, el otro me dice, el otro me observa, el otro me odia, el otro me critica, el otro es débil, el otro me mete el pie, el otro se ríe de mí, el otro se burla, el otro debe de morir ¿Si estoy mal es por los otros, yo soy una simple y desprotegida víctima más? Vemos entonces que en el otro siempre hay algo de yo"; afirmó.


Finalmente la Psicóloga consultada señaló que debido a las coordenadas de nuestra sociedad actual, el otro con el que me relaciono me excluye porque no existe o porque no aloja, o por el contrario es totalmente consistente impulsándome hacia la ilusión del todo, dejándome igualmente excluido. Muchos sujetos encuentran en estas coordenadas sociales una coartada, pensándose desde una determinación que me excede. Respecto de esto es menester considerar que, las circunstancias exteriores, colectivas no pueden negarse, pero no se puede quitar la responsabilidad al sujeto, que deberá arreglárselas para "saber hacer" con eso.

Marianina Kihn
Lic Psicología MP1384
Los invitamos a visitar nuestra página de facebook JAUJA o a visitarnos en Av. Casey 475. Contamos con consultorios Psicológico, Psicomotricidad, Estimulación Temprana y Apoyo Escolar y talleres destinados a niños, adolescentes y adultos. Cel. 02923- 15413834.