Policiales

DEL COMISARIO LARREA SOBRE LOS AFTER FEST: “VAMOS A ACTUAR CONFORME A LA LEY“

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to Twitter

“La problemática de los After Fest que se realizan en los espacios públicos, como el parque municipal, llegó a la última reunión del Foro de Seguridad donde se propuso estudiar ordenanzas de distritos vecino para modificar las vigentes en el nuestro y así permitir a las autoridades policiales y de inspección municipal, mayores controles, principalmente cuando hay menores involucrados.

“Los “after” son una modalidad que viene creciendo entre los jóvenes que consiste en realizar una fiesta privada en un inmueble o terreno particular y avanzada la madrugada, continuar la fiesta en algún espacio público al aire libre.

El comisario Diego Larrea explicó que cuando los participantes de estas fiestas son mayores de edad, la policía o inspección municipal solamente puede controlar lo que establece la ley vigente. “Se controla ruidos molestos, exceso de velocidad y alcoholemia. Se ha constatado que generalmente son mayores de edad. Cuando no hay disturbios los controles que se hacen con respecto a los vehículos que ingresan al parque y los test de alcoholemia. Son las acciones que se ajustan a las leyes vigentes del código contravencional: disturbios o ebriedad en la vía pública” explicó el titular de la Jefatura Distrital de Policía.

Menores y alcohol en la calle

En el caso de los menores de edad que participan en esas fiestas en espacios públicos, Larrea señaló que si hubiese consumo de alcohol, la policía puede retener la bebida y dar intervención al Servicio local de la Niñez y Adolescencia y a los padres o mayores responsables del menor. “En la reunión de foro se habló de estudiar una serie de ordenanzas vigentes en distritos vecinos que multan el consumo de bebidas alcohólicas en los espacio públicos. En este punto, se hace responsable a los padres por todo menor que sale de la casa y está en este tipo de eventos” dijo el titular de la Jefatura de Seguridad Distrital.

En cuanto a las fiestas que se realizan con gran número de personas en espacios físicos privados, el comisario Larrea señaló  “No está comprendido dentro de las normas legales pero en más de uno de estos eventos se ha constatado que ha habido venta de bebidas alcohólicas y ya pasa de ser una fiesta privada; o hay más de 400 personas en un lugar que no tiene capacidad para esa cantidad de gente. En este sentido, los dueños del lugar en donde se hacen estos eventos son responsables de este accionar” advirtió Larrea.

““A veces se les va de las manos con la cantidad de concurrentes y esto genera llamados y denuncias por ruidos molestos y ahí nosotros intervenimos, se labra un acta y se eleva a la actuación correspondiente pero deben saber tanto el dueño del lugar como quien organiza la fiesta que son los responsables directos y pasibles de multas” concluyó el comisario.